viernes, 25 de marzo de 2011

EL DÍA D

Parece mentira pero creo que este sábado será el que marque la diferencia, el del antes y el después. Tras semanas de tenerlo todo empantanado, con cada pared de un color y textura, con montoncitos de escombro en cada rincón de cada habitación -vale que de estos todavía hay alguno- o cables de luz colgando del techo o saliendo de las paredes, este sábado por fin empezamos con el cuarto de baño. Hasta el momento sólo tenía el plato de ducha, pero este fin de semana mi querido Emilio empieza a poner los azulejos y creo que la ventana, tengo tantas ganas de verlo..., aunque no quedará terminado porque aún no ha llegado la taza del váter, mi padre se empeñó en una según él un poco vistosa, si por mí hubiera sido habría puesto la Victoria de Roca de toda la vida, pero en fin..., no es cuestión de discutir por una taza del váter, el caso es que ya no se verá el ladrillo y teniendo en cuenta su estado actual eso ya es un gran paso, y faltará el suelo que como es el mismo del resto de la casa, pues tendrá que esperara hasta el final. También viene el pintor, pero no me preguntéis porque no le conozco, a emplastar las paredes que ya están lisas y hasta tienen la escayola puesta. Estoy tan contenta...

A ver si os puedo poner alguna fotito pero no podrá ser hasta el domingo a última hora o el lunes porque nos han prohibido ir mínimo hasta el domingo por al tarde. Al parecer entretenemos al albañil.

Un saludo, Lola

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada